divendres, 9 de setembre de 2011

Aprendiendo Estrategia Corporativa de forma interactiva.

Turestrat. Juego de estrategia y negociación interactivas aplicado a la industria del turismo.

Departamento de Economía de la Empresa.

La docencia en organización y estrategia se ve afectada por las demandas del EEES respecto a la evaluación continua y feedback oportuno a los estudiantes, debido a que sus enseñanzas: 1) son conceptos abstractos difícilmente tipificados como soluciones únicas y absolutas; 2) en limitadas ocasiones se evalúan utilizando ejercicios numéricos; 3) se aprenden vía ‘la solución satisfactoria de problemas’ (Simon, 1955).

Una de las herramientas más prometedoras para el cumplimiento de los objetivos del EEES son las aplicaciones informáticas que permiten integrar el aprendizaje y la evaluación. En el caso de las asignaturas de organización y estrategia, el uso de herramientas informáticas ha estado principalmente asociado a software de juegos de Estrategia de Negocio (p.ej. Blue Ocean) o de Marketing Estratégico (p.ej. Markstrat), que han logrado éxito en diversas universidades (p.ej. INSEAD, MIT o Harvard). Estos juegos utilizan sofisticadas herramientas de simulación que permiten programar la producción de acuerdo a la demanda, establecer una amplia gama de productos, diseñar la publicidad de acuerdo a las características de los consumidores y jugar con las cotizaciones en bolsa; además, vinculan la rentabilidad de las empresas ficticias con una evaluación objetiva del alumno. Entre sus limitaciones debemos destacar el precio excesivo de una licencia individual; requiere de un nivel de conocimiento de postgrado; gestiona una sola empresa y no considera su interacción con otras empresas de un mismo grupo empresarial; el alumno negocia exclusivamente con una máquina que toma
decisiones programadas, que no siempre reflejan la racionalidad limitada del ser humano. Estas limitaciones causan que las decisiones de Estrategia Corporativa permanezcan al margen del juego.

En este trabajo mostraremos cómo hemos salvado parte de las limitaciones de la docencia práctica en Estrategia Corporativa, construyendo un modelo de interacción sobre la plataforma informática Moodle. Este modelo, que hemos denominado Turestrat, es un juego de estrategia corporativa y negociación aplicado a la industria del turismo. El nombre y el sesgo hacia la industria turística se deben a que se instauró dentro de la asignatura “Organización y Gestión de Empresas II”, de la Diplomatura de Turismo (a extinguir) como un piloto para la futura asignatura de “Dirección Estratégica” del nuevo Grado de Turismo. No obstante, el modelo puede aplicarse a cualquier industria o no referirse a un sector industrial en particular.

Turestrat tiene como finalidad básica desarrollar las habilidades y capacidades necesarias para tomar decisiones estratégicas sobre el tamaño de la empresa en cuanto a límites verticales y horizontales en la creación de conglomerados turísticos. Además, pretende desarrollar las habilidades y capacidades de negociación con información incompleta, sobre la base de las decisiones estratégicas. Finalmente, pretende reforzar el trabajo en equipo mediante el uso de herramientas interactivas.
El juego se desarrolla en grupos de trabajo de tres o cuatro estudiantes y consta de cinco fases que se desarrollan a través de diferentes herramientas de Moodle:         I. Asignación de recursos, los estudiantes reciben un capital ficticio que pueden aumentar contestando un cuestionario sobre conceptos básicos de la asignatura.    II. Adquisición de empresas, los estudiantes adquieren virtualmente tres empresas españolas de un catálogo con el capital anteriormente asignado. III. Elaboración de la estrategia corporativa, los grupos deciden cómo integrar las actividades de sus empresas (adquisición, alianzas, joint-ventures, franquicias, outsourcing, etc.), así como planes de expansión internacional. En esta fase se fuerza a los estudiantes a vender una de sus empresas, aquélla con menor ajuste estratégico (Porter, 2002), y a estudiar qué otra empresa del catálogo ajustaría mejor. IV Negociación, los estudiantes negocian el precio de compra-venta e intercambio de empresas con tal de obtener la empresa objetivo y deshacerse de la de menor ajuste estratégico.      V. Replanteamiento de la estrategia, los estudiantes deberán reconsiderar si su nueva estructura es consistente con la estrategia corporativa inicial y en su caso hacer las modificaciones pertinentes.

Turestrat lleva dos años implantado. El primer año, se implantó manualmente por un profesor en dos grupos (184 estudiantes en total). Se estableció un juego con  requerimientos similares a la fase 3, en la que los estudiantes entregaban un trabajo y presentaban al grupo sus principales conclusiones. El segundo año, dos grupos (182 estudiantes) y el mismo profesor participaron en el piloto en Moodle, en tanto que otro profesor y un grupo de 37 estudiantes lo hicieron manualmente. Así, se contaba con la experiencia de un profesor con dos formatos y de dos profesores con diferentes formatos simultáneamente. La implantación piloto Moodle resulta en una manera sencilla y práctica de aprender los conceptos de Estrategia Corporativa y de evaluar dicho aprendizaje de forma objetiva y cómoda. En particular: 1) La fase de asignación de recursos permite evaluar de forma automática la comprensión de los conceptos básicos de la asignatura. Los cuestionarios se corrigen y se informa de los fallos automáticamente. Dado que la nota obtenida condiciona el capital que podrán emplear en transacciones futuras, los estudiantes tienen altos incentivos a estudiar para obtener mayor capital. 2) En la fase de adquisición de empresas los estudiantes conocen los estados financieros de las empresas y su actividad principal, pero no saben su identidad. Se refuerzan así sus conocimientos contables y financieros evitando sesgos derivados del conocimiento previo que tengan de la empresa y/o de su reputación. 3) Las fases referentes a los planes de Estrategia Corporativa son más complejas de instrumentar ya que un plan estratégico podría darse en infinidad de formatos y contenidos. Moodle permite restringir estas fases a un marco de referencia que guía a los estudiantes a dar una respuesta concisa y precisa. Así mismo, las respuestas dadas perfilan un esquema de plan de negocio presentable a ejecutivos de empresas. 4) La fase de negociación, además de ser divertida para los estudiantes, permite aprender cómo funciona un mercado de empresas. El estudiante observa cómo las negociaciones convergen a un precio y cómo la apertura y el cierre del mercado condicionan los comportamientos de los agentes. 5) La plataforma registra los resultados y avances de los estudiantes y el feedback del profesor.

El uso de Turestrat en su forma actual está condicionado a Moodle. Si bien se trata de un software de código abierto y gratuito, requiere que la universidad posea una plataforma mínima para implementarlo. Todas las fases, excepto la primera, pueden implantarse de forma sencilla en horario de clase práctica. Los profesores deberán identificar las empresas que quieran que formen parte del catálogo y deberán tener acceso a sus estados financieros. En nuestro caso, se ha resuelto con la base de datos SABI y con la ayuda de una becaria de colaboración (5 horas). Los profesores deben habilitar los espacios para la interacción. Esta actividad puede requerir una media de cinco horas. Las fases I, II y IV son auto evaluables, en tanto que las fases III y V requieren de una media de 2 minutos por informe. Comparado con la opción manual, la ganancia en tiempo es importante ya que se requieren 10 minutos por informe y 5 minutos para la presentación oral. Preparar el modelo electrónico requiere más horas que la corrección. No obstante, en la preparación de los estados financieros hay economías de escala porque pueden utilizarse para varios grupos y durante varios cursos, y en la habilitación de espacios para de las fases hay, sin duda, sustanciales economías de aprendizaje.

Bibliografía.

Porter, M.E. 2002. Estrategia Competitiva. Técnicas para el Anàlisis de los Sectores Industriales y de la Competencia, 29ª reimpresión, CECSA, México.
Simon, H.A. 1955, A Behavioral Model of Rational Choice, The Quarterly Journal of Economics, 69 (1), pp. 99-118

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada